martes, 29 de julio de 2008

La Puerta Histórica de Monte Grande



La Puerta Histórica de Monte Grande, ubicada en la propiedad de la avenida Nuestras Malvinas Nº 119, es probablemente el símbolo histórico, tangible, más representativo de nuestra ciudad.
Se halla instalada en el lugar desde el año 1908, en el edificio donde se habilitó la primera casa municipal a partir de 1913, teniendo como primer comisionado a Don Enrique Santamarina.
La puerta en cuestión perteneció a la familia del Brigadier Juan Manuel de Rosas, y fue regalada, al tiempo de estar desterrado el Restaurador de las Leyes, a su amigo y contador Don Desiderio Segrestán, según consta en el libro "Monte Grande en el XXV aniversario de la fundación del partido Esteban Echeverría”, escrito por Rodolfo Guillón, hijo de Don Luis
La propiedad la hizo construir Don Luis Guillón, quien estaba casado con Doña Emilia Segrestán, hija de Don Desiderio. Ubicada en el lote No. 6, tiene una medida de 17,32 m. por 21,70 m. Cuenta con tres habitaciones, galería, cocina. Previamente disponía de un molino con tanque para la provisión de agua, posteriormente fue retirado cuando se habilitó en la ciudad de Monte Grande el servicio nacionalizado de obras sanitarias.
El 3 de abril de 1989, bajo el gobierno municipal de Don Luis Obarrio fue declarada Patrimonio Cultural de Monte Grande decreto municipal Nº 339/89.
Hoy la casa fue recuperada por la Universidad de Lomas de Zamora, reacondicionada, no así la puerta que tiene un proyecto aprobado por la provincia para su restauración cuyo trámite realizó la Junta de Estudios Históricos por gran inquietud de su presidente Don Pedro Campomar.
Está abierto al público como centro cultural y quizás muchos vecinos de esta manera la descubran y al pasar se detengan y dejen por unos instantes volar la imaginación ante tan imponente visión.

Miriam E. Orlando

Seguidores de este Blog