lunes, 28 de julio de 2008

Antes que sea demasiado tarde



En esta primera entrega del boletín “Preservando el Patrimonio Echeverriano”, llego con la aclaración de dos palabras: Preservar y Patrimonio. El vetusto diccionario de la Real Academia Española aclara: Preservar: poner a cubierto anticipadamente una cosa de algún daño o peligro que lo amenazare. Patrimonio: los bienes que el hijo tiene heredados de sus padres u abuelos, los bienes propios adquiridos por cualquier título. Bienes propios espiritualizados para que alguno pueda ordenarse a título de ellos. La aclaración es válida para que entendamos el propósito a que está abocada la comisión P.P.E.
Sumemos esfuerzos y trabajemos mancomunados para promocionar y difundir las manifestaciones culturales, preservando lo que nos legaron nuestros antecesores.
Esta recientemente constituida comisión bregará para salvaguardar y rescatar lo que crea conveniente.
El continuo progreso, hace que se demuelan casonas preciosas que fueran morada de buenos vecinos, quedan fotografías para el recuerdo, pero por falta de previsión, hoy no queda casi nada sino un ladrillo recogido en el lugar de demolición.
Sabemos del valor que tiene el predio y así construir propiedad horizontal con nueve pisos, que es lo permitido, pero ¿si dejáramos parte del frente?, le pondríamos una placa especificando el año de construcción, su arquitectura, dueño, esto sería como para reconocer lo hecho por los pioneros y de interés turístico. Cuando viajamos, vemos con agrado que en otros países se muestra con veneración su pasado.
Vaya el agradecimiento a los pioneros que se afincaron en este singular lugar del planeta, antes que el riel, el asfalto, en tierras fértiles que sembraron con caballo y arado, formaron familias que hoy sus descendientes disfrutan.
Por falta de legislación adecuada, aún en la actualidad se siguen derribando edificios históricos, algo de esto tiene que quedar como mojón de lo pasado. Por esto, este grupo de personas nos unimos, para que se tome conciencia antes que sea demasiado tarde y a usted amigo lector le sugerimos que nos acompañe si cree que esto sea realidad y por medio de esta conjunción de ideas lograr nuestra propia identidad echeverriana división de grandes extensiones de tierra, afincamientos, carretas, bueyes, tenacidad, esfuerzo entre indígenas y criollos.
Nosotros tenemos el deber de preservar lo hecho que es historia.

Isabel Rubio Gil (oriunda de Monte Grande)

Seguidores de este Blog