martes, 31 de mayo de 2011

El adiós a una Gran Mujer


Blanca "Titi" López de Viglione nos dejó esta mañana un gran legado y mejor enseñanza.
Nació en La Pampa, un 3 de marzo de 1919. Ya siendo una señorita, se mudó a Buenos Aires donde conoció a quien fuera su esposo el egiptólogo Fausto Viglione y primer Director del Museo Histórico “La Campana”, ad honorem, en Esteban Echeverría.
Montó una mini empresa de confección de ropa en Spegazzini, teniendo su domicilio en Monte Grande. 
Blanca siempre tuvo lugar para la labor solidaria hasta este último tiempo, siempre pensando en tejer bufanda para los más necesitados.
A nivel local a integrado prácticamente todas las Entidades de Bien Público. Blanquita  trascendió su localidad como a ella le gusta llamar a Monte Grande, sus reuniones podían ser en un centro cultural de nuestra ciudad como en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. 
Varios premios y reconocimientos engalanan un lugar de su casa donde ella los miraba y admiraba, contando con orgullo el día en que cada uno le fue entregado.
Esta mañana con 92 marzos en su vida, nos dejó, pero su legado y recuerdo estará presente en todos los que la conocimos y es deber nuestro que trascienda a futuras generaciones ya que es parte de nuestra historia lugareña.
Sus restos serán despedidos a partir de las 10hs. en la casa velatoria DeLorenzi
¡Hasta siempre Titi!

Seguidores de este Blog