martes, 2 de julio de 2013

Rodolfo José “Lobo” Fischer

Rodolfo José “Lobo” Fischer es hijo de padre brasileño y madre alemana; nació el 2 de abril de 1944 en la ciudad de Oberá, provincia de Misiones y en el año 1966 se radica en la ciudad de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría, lugar donde actualmente continúa viviendo junto a su querida familia, tiene un campo y se dedica a la explotación ganadera;
 En el año 94 contrajo matrimonio con la Señora Elena Schmidt y formaron una hermosa familia compuesta por sus cuatro hijos: Federico, Erika, Helena y Guillermo a quienes les ha inculcado y transmitido desde muy pequeños su gran pasión por el deporte y la importancia que tiene el entrenamiento, la dedicación, la perseverancia, el trabajo y el esfuerzo para triunfar en la vida y alcanzar los sueños;
Desde muy joven, el obereño Rodolfo José “Lobo” Fischer, demostró gran interés por el fútbol. Con sus apenas dieciséis años de edad ya integraba la selección obereña y en poco tiempo llegó la gran oportunidad de probar suerte en el fútbol grande. Fue en el año 1965 que tuvo su debut en primera división con San Lorenzo, vistiendo la camiseta azulgrana en dos periodos, desde el 65 al 72 y el 77 al 78; marcó 141 goles en 272 partidos oficiales y es uno de los máximos goleadores en la historia del club.

 El “Lobo” Fischer, ídolo eterno de la hincada de San Lorenzo de Almagro, con su gran pasión adornada de infinidad de anécdotas supo forjar una enorme carrera que lo llevo a vestir las camisetas de San Lorenzo, Botafogo de Brasil, Once Caldas de Colombia y Sarmiento de Junín, además de integrar la selección de fútbol argentina;
 Fue uno de los mejores goleadores de la historia del fútbol argentino y uno de los máximos de la azulgrana. Fue clave en el título del campeonato Metropolitano de 1968, jugó todos los partidos, fue el goleador del equipo y convirtió el gol clave en la final ante Estudiantes;
Quienes lo vieron jugar aún hoy lo recuerdan por su fuerza y velocidad que lo hacían imparable en la cancha y por su recurso distintivo, la recordada maniobra llamada “bicicleta”. Sus amigos y afectos cercanos destacan su permanente esfuerzo y trabajo para mejorar su técnica, lo que lo llevó a convertirse en un ejemplo para lo más jóvenes que lo veían quedarse después de los entrenamientos practicando la pegada, el cabezazo y otras facetas del fútbol individual; 
 Este deportista es una personalidad muy querida y recordada en el mundo del deporte. A pesar los años transcurridos y su bajo perfil hasta el día de hoy continúa recibiendo permanentes reconocimientos de parte de los hinchas de San Lorenzo y de la gente de su época. Cuando visita su pago para reencontrarse con su familia son múltiples las muestras de afecto que recibe, siendo muestra de ello el merecido homenaje impulsado por la Asociación sanlorencista Lobo Fischer, a partir del cual desde el año 2003 el estadio de fútbol del Polideportivo Municipal lleva su nombre;

Por todo esto, en este año del centenario del Partido de Esteban Echeverría, Rodolfo José Fischer pasa a integral la galería de vecinos ilustres de nuestro distrito.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tu visita y dejar tu comentario!

Seguidores de este Blog